Cómo crear contenidos como profesor online según el origen del estudiante

Como profesor online, tendrás que crear contenido de dos formas diferentes. 

Por un lado, el contenido que creas para tus clases, es decir, el material didáctico. 

Por otro lado, el contenido que creas para generar autoridad, atraer a tu alumno y decirle que puedes ayudarle. 

Es decir, el que usarás en tu estrategia de marketing y venta de tus clases en línea. 

En ambos casos puedes adaptar el contenido al origen del estudiante y su lengua materna para conectar mejor con tu alumno y ayudarle más y mejor. 

¿Cómo puedes hacer esto? Te lo cuento en este artículo 😉 

Creación de contenidos según el origen del estudiante

Tanto si estás creando material didáctico como si estás creando contenido para tu estrategia de marketing, tener en cuenta el origen del estudiante puede sacarte de más de un apuro. 

¿Por qué? Bueno, influyen, fundamentalmente, dos factores: 

  • la identificación
  • la atención

Te explico cada una de ellas paso a paso. 

La identificación

Imagina que estás aprendiendo inglés y que no tienes para nada claro cómo expresar las frases que en español hacemos en subjuntivo en lengua inglesa. 

¿No te gustaría tener un artículo, vídeo, podcast, libro o cualquier recurso que te saque de esa duda que tienes?

¡Claro que sí! 

Ahora imagina que te encuentras con un artículo o vídeo que se titula “X formas de expresar el subjuntivo español en inglés”. 

¿Qué pensarías? ¡Esto es exactamente lo que estaba buscando!

Por lo tanto, la persona que se encuentre con ese recurso va a identificar rápidamente que el problema que tiene que solventar va a quedar resuelto con ese recurso. 

Está claro que la persona que ha hecho ese recurso estaba pensando en los problemas de los hispanohablantes. 

Ahora imagina que tienes el mismo problema y te encuentras con un recurso titulado “X formas de expresar deseo en inglés”. 

Quizás hablen de lo mismo, pero tú no identificas que ese sea el problema que necesitas resolver. 

¿El resultado? “Tú no me entiendes así que ni veo el vídeo ni leo el artículo, simplemente sigo buscando”. Esta sería la frase que resonaría en la cabeza del alumno.   

¿Ves la diferencia?

Cuando creamos contenido atendiendo al origen del estudiante, vamos a buscar problemas “únicos” que resolver. 

Por ejemplo, en el caso del español, ¿crees que un estudiante cuya lengua nativa es el chino tiene los mismos problemas que un angloparlante? 

Podrán tener problemas comunes, pero habrá muchos problemas “únicos” tanto para el uno como para el otro. 

Si haces contenido pensando en esos problemas, ellos se sentirán mucho más identificados e irremediablemente pasarán a la etapa de atención. 

La atención

Esta etapa es la que hará que el estudiante se quede completamente atento a tu contenido y lo consuma de la A a la Z.

Ya se ha sentido identificado, así que ahora vamos a explicarle cómo resolver su problema de una manera sencilla. 

Para que la atención se mantenga durante todo el contenido, lo ideal es que utilices la asociación y/o la comparación entre lenguas.

¡Ojo! Si ya tiene un nivel avanzado y no necesita el uso de su lengua materna o una lengua vehicular, usaremos solo la asociación, comparación cultural, etc. 

Por mi experiencia tanto aprendiendo idiomas como enseñando, incluso teniendo un nivel avanzado hacer comparación entre lenguas (no importa las que sean) funciona muy bien. 

Aquí también hay que diferenciar entre material didáctico y material de marketing. 

Cada uno se crea con un objetivo concreto, así que la manera en la que mantenemos la atención con un material didáctico puede diferir bastante, ya que lo principal es conseguir el objetivo final.

 

Como ves, conocer los problemas de nuestros estudiantes según su origen y su lengua materna (o vehicular) nos ayuda a: 

  • saber qué temas tratar en nuestro marketing de contenidos
  • saber en qué contenidos hacer hincapié en nuestras clases

Esto nos puede facilitar mucho el trabajo de crear recursos útiles y 100% enfocados en lo que el alumno está buscando para ayudarle de una forma más eficaz. 

 

Espero que este artículo te haya sido de ayuda. No olvides compartirlo con otros profes a los que pueda interesarle 😉