Cómo enseñar español a extranjeros

Muchos de los profesores de ELE descubren que enseñar español a extranjeros es lo que verdaderamente les gusta cuando ya llevan varios años en la Universidad o, incluso, cuando han terminado los estudios.

Otros lo tienen muy claro desde el principio y empiezan a formarse desde el primer momento para ello.

De una forma u otra, todos nos hemos preguntado alguna vez cómo enseñar español a extranjeros y hemos investigado qué tenemos que hacer para lograr ser Superprofes de ELE.

Con este post quiero desvelarte cómo afrontar tus primeras clases como profe de español.

Además, también quiero compartir contigo algunas de las claves para superar esos primeros momentos. 

¿Qué debo hacer para enseñar español a extranjeros?

Si no tienes la carrera universitaria de Filología Hispánica o incluso si la has hecho, te aconsejo formarte en la enseñanza de español como lengua extranjera.

Dependiendo de tu perfil necesitarás un tipo de formación más práctico que teórico.

Pero tener un conocimiento especializado en este ámbito te ayudará más tarde a llevar una clase de forma cómoda para ti.

Hay multitud de Másteres y cursos especializados en escuelas de ELE: en este otro post te hablo de ello más detenidamente ;D.

Una vez tengas esta formación específica, muchas de tus dudas sobre cómo enseñar español a extranjeros habrán desaparecido.

Además, tu seguridad como profe habrá aumentado de manera que ni te imaginas.

Las primeras clases enseñando español a extranjeros

Lo más probable es que en tu primera clase te suden las manos, tu voz tiemble, tengas un pellizco en el estómago antes de entrar e incluso que la noche antes de tu debut no puedas dormir.

Puede, también, que estés tan nervioso que cuando llegues a clase pienses que has olvidado todo lo que habías preparado. Esa clase que tantas horas te ha llevado organizar.

¡No te preocupes, es totalmente normal!

Creo que cualquier profesor de ELE ha pasado por la misma situación.

Es el primer día, no conoces a tus compañeros ni a tus alumnos, recién “salido del horno” sin experiencia como profe de ELE, en fin, todo un acontecimiento.

Por eso, quiero compartir contigo algunos consejos para que puedas relajarte un poco o, al menos, ir un poco más seguro. 

Tener nervios al enseñar español a extranjeros es normal

Recuerda que aunque no tengas experiencia has pasado años estudiando y preparándote para este gran día.

Y por ello vas a ser un “Superprofe”.

Solo necesitas un poco más de práctica. Piensa que va a ser algo parecido a las exposiciones que hacías en la Universidad (¡seguro que has hecho miles!), pero con más interacción.

Prepara hasta el último detalle

Para ir con la máxima seguridad en ti mismo en las primeras clases, te recomiendo preparar hasta el último detalle.

Esto pasa por organizar qué tema vas a tratar en clase, qué recursos vas a utilizar, qué actividades vas a proponer, cómo vas a proponer estas actividades, etc.

No dejes nada al azar ni a “qué sea lo que Dios quiera”.

Ponte en la piel del alumno

Te aconsejo que te pongas en el lugar de tus alumnos y pienses qué dudas pueden preguntarte.

Seguro que tú también has estudiado un idioma extranjero y has tenido dudas y preguntas. 

Úsalas para preparar tus clases y hazte una lista de las posibles preguntas y respuestas, así no tendrás que improvisar tanto en tu primera clase.

La organización con tus compañeros es clave

Cuando llegues el primer día a la escuela, pregunta a tus compañeros y al jefe de estudio todas las dudas que tengas y preocúpate por saber cómo es el grupo, grupos o persona con la que vas a trabajar.

Esto es importante para tener una idea general de a qué te enfrentas.

Preocúpate por conocer a tus alumnos

Conocer a tus alumnos es fundamental para poder darles lo que necesitan y hacer las clases lo más productivas posible.

Sé que es difícil hacer esto en la educación reglada, pero si conocemos el carácter de nuestros alumnos, lo que necesitan y por qué lo necesitan podremos adaptarnos y ofrecer lo mejor de nosotros y lo mejor para ellos.

Recuerda que lo que funciona con un grupo o persona no siempre funciona con otros.

 

Cómo afrontar una situación embarazosa

Tanto si aún no has empezado a dar clases de español como si ya has impartido algunas, tengo que decirte que todos los profes hemos pasado por alguna situación incómoda.

Bien porque hemos cometido alguna equivocación o porque nuestros alumnos nos han sorprendido con alguna preguntita un poco estresante.

Los profesores de ELE también somos personas y podemos equivocarnos.

No tenemos que saberlo todo, pero algunos alumnos son muy exigentes y nosotros debemos estar a la altura.

Por ello he recopilado algunas de las situaciones más comunes que pueden ocurrirte al enseñar español a extranjeros y cómo afrontarlas.

como enseñar español a extranjeros

Cómo afrontar situaciones incómodas al enseñar español a extranjeros

Situación 1:

Imagina que estás en la pizarra y has escrito una palabra, un verbo, una frase…

Al cabo de un rato te das cuenta de que hay un error (aquí entras en pánico :S). ¿Y ahora, qué hago?

Te doy dos opciones, aunque para mí la primera es la más acertada:

 

¡Chicos, cuidado! esta palabra es así (borras y rectificas). Te aconsejo no utilizar la palabra mal o error, simplemente rectificas y listo.
Intentar que tus alumnos descubran cuál es el error y así haces un ejercicio extra en clase.Esto puede llevarte a preguntas y explicaciones extra que no habías considerado en el momento de la preparación y, por tanto, tendrás que improvisar.

 

Situación 2:

Un alumno te hace una pregunta que no sabes responder en ese momento.

Entonces se te viene el mundo encima y tus alumnos lo notan: ¡Tranquilo! aquí te doy algunos consejos para salir del aprieto.

Puedes utilizar estas frases:

¡Una pregunta muy interesante!, pero es un poco complicada para explicarlo ahora, me lo apunto y lo vemos mañana más detenidamente.

(Lo apuntas, lo miras en casa, te lo preparas y al día siguiente lo expones en clase). No siempre que digamos esto va a ser porque no sepamos algo.

También puede ser que te hagan una pregunta que corresponde a un nivel más elevado y explicarlo en ese momento puede ser perjudicial para el alumno.

Pues no estoy seguro, déjame que lo mire y mañana te lo digo con más seguridad.
¡Una pregunta interesantísima! Es una pregunta que merece un proyecto.

Aquí haces grupos para que investiguen sobre lo que te han preguntado y hagan una pequeña exposición sobre ello.

Lo ideal es que lo comparen con su lengua materna, así se mostrarán más interesados. Esta técnica te ofrece tiempo para informarte en profundidad sobre el asunto.

Te aconsejo no abusar de esta técnica por una sencilla razón: los alumnos se cansarán de estar haciendo proyectos y optarán por no preguntar más en clase por miedo a que les mandes este duro ejercicio para casa.

Esta técnica funciona muy bien en la enseñanza reglada (incluso si sabemos la respuesta), pero no tan bien en las escuelas de español donde los alumnos van más de vacaciones que a aprender español.

 

Situación 3:

El tema que habías preparado para la clase de hoy ya lo han visto con otra profe (te tiras de los pelos y solo quieres irte a casa y acostarte).

Déjame darte unos consejillos para que esto nunca te suceda:

Coordinación: pregunta siempre a tus compañeros qué han visto en clase, qué ejercicios han hecho, etc.

Estar coordinados es esencial para mantener el buen ritmo de la escuela.

Prepara siempre un plan B. Cuando estés preparando tu clase deja material extra y distinto listo para usar en clase.
    • Si no tienes un plan B listo para usar, te recomiendo que, al menos, tengas una lista de temas de conversación separados por niveles (al menos tres por nivel) para poder sacar en clase.
    • También puedes realizar un juego en clase sobre lo que ya han visto y que sirva de repaso: puede ser sobre gramática o vocabulario, por ejemplo.
    • Si tienes acceso a ordenadores, ipad o tablets puedes utilizarlos para que hagan búsquedas sobre X tema y que hagan una breve exposición. Realmente un ejercicio como este debería tener una buena preparación detrás para que sea lo más provechoso posible, pero puede ser una buena salida a una situación de estrés.
    • Puedes jugar al ahorcado para ampliar vocabulario y así los alumnos repasan cómo deletrear, algo que a menudo se les olvida porque no lo practican.
Si trabajas con un libro de texto, puedes pasar al siguiente tema.

Como no lo tienes preparado, mi recomendación es que en la clase haya mucha interacción: párate en todos los detalles y haz que los alumnos interactúen y den su opinión sobre cualquier cosa, aunque se salga del tema que estáis viendo.

Aquí te muestro otros artículos que pueden ayudarte en tus clases

Cómo ser profesor de ELE

Alternativas a Skype para clases online

Enseñar español online como freelance

Espero que este post sobre cómo enseñar español a extranjeros te haya servido de ayuda. ¿Has tenido alguna experiencia de este tipo? Déjame tu comentario 😀

Otros artículos que pueden interesarte

Cómo crear los términos y condiciones de tus clases online

Tener claras las condiciones en las que los alumnos podrán tener clases es primordial para evitar futuros quebraderos de cabeza. […]

Read More
profesor online

Ser profesor online: ¿Por dónde empezar?

Empezar tu andadura como profesor online es algo que plantea numerosas preguntas ¿Cómo empiezo a dar clases en internet? ¿cuáles […]

Read More
dar clases online

8 formas de dar clases online que no te habías planteado

Dar clases online es un mundo lleno de posibilidades, sin embargo, los profesores aún no lo estamos explotando del todo. […]

Read More
qué es un lead magnet

Qué es un lead magnet y cómo usarlo como profesor online

En este artículo quiero contarte qué es un lead magnet, para qué sirve, los tipos que existen y cómo crear […]

Read More

Imágenes: freepik.com