8 formas de dar clases online que no te habías planteado

Dar clases online es un mundo lleno de posibilidades, sin embargo, los profesores aún no lo estamos explotando del todo.

A menudo, nos centramos en dar clases online a través de Skype u otro software de videoconferencia en tiempo real con clases privadas.

Esto está genial.

Pero la realidad es que tienes otras posibilidades para impartir clases online y, seguramente, ni siquiera te lo has planteado.

Por eso, en este artículo quiero mostrarte cómo puedes dar clases online de diferentes formas.

Así, podrás decidir qué tipología de enseñanza se adapta más a ti y a tus alumnos.

Modalidades para impartir clases online

Quiero mostrarte algunas formas diferentes de crear tus servicios de clases como profesor online. 

Ahora bien, no quiero liarte o desordenar tus ideas sino más bien al contrario.

Quiero ofrecerte otras posibilidades para que puedas decidir cuál va mejor con tu estilo de vida y con tu forma de enseñanza.

Empezamos con las modalidades de las clases online según la duración y el currículo de las mismas.

A continuación, voy a proponerte una lista bastante completa de diferentes posibilidades:

 

  • clases
  • cursos
  • talleres
  • minicursos
  • píldoras formativas
  • tutorías
  • programas
  • aprendizaje personalizado

 

Además de estas modalidades, también podemos clasificar la forma de dar clases online según el momento en el que alumno accede a las clases y a sus contenidos.

Se trata de la formación e-learning o cursos online y de la formación en directo o live learning.

Sobre esta tema tienes más información en este artículo.

Pero esto no se queda aquí, también podemos crear un híbrido entre la formación e-learning y la formación en directo.

A continuación, te muestro más en detalle cómo puedes dar clases online en todas estas modalidades.

Características de las clases online:

Estas clases online son las que todos conocemos como clases por Skype.

Normalmente, los contenidos que preparamos para impartirlas están definidos por el nivel del alumno y/o por su objetivo.

Es decir, que sabemos con antelación qué contenido tiene que alcanzar en cada una de las clases porque seguimos un currículo preestablecido.

Tenemos una planificación.

Si no lo estás haciendo así, probablemente estés perdiendo tiempo y dinero.

Por esta razón, podríamos hacer clases grupales y/o grabadas en lugar de o además de dar clases online privadas y en directo.

Vamos, que podrías mezclar la modalidad e-learning con las clases en directo para ofrecer más valor a tus alumnos y optimizar tu tiempo.

Además, si optas por dar clases online grupales rentabilizarás aún más tu tiempo económicamente.

Ejemplo de clase online:

Ofrecer clases de español de los negocios para niveles intermedios y avanzados.

Sabes los contenidos y los objetivos que tienen que conseguir los alumnos, así que creas un currículo igual para todos los alumnos para ayudarles a alcanzarlos.

Si las clases son privadas, puedes adaptar esos contenidos a la realidad del alumno (tipo de empresa, de cliente, etc.)

 

Dar clases online a través de cursos

Impartir clases con cursos online implica tener un currículo preestablecido y ofrecer los contenidos en su totalidad.

Mientras que en las clases ofrecemos parte del currículo a través de unidades didácticas, en un curso online ofrecemos todas esas unidades didácticas al completo.

Al igual que las clases, los cursos online pueden impartirse en directo o con lecciones grabadas.

También, puedes ofrecer el curso de forma masiva, grupal o privada.

De hecho, puedes combinar varias opciones.

Otra característica de la formación online con cursos es que estos cursos suelen ser extensos.

Estaríamos hablando de entre 10 y 20 módulos con una media de entre 7 y 20 lecciones en cada uno.

Para enriquecer tus cursos puedes combinarlos con otras tipologías de clases como las tutorías o los talleres.

El formato de los cursos online puede ser:

  • vídeo
  • audio
  • escrito
  • híbrido: vídeo + audio + texto
  • híbrido: vídeo + audio

La verdad es que no te recomiendo los cursos de solo texto porque se hacen muy pesados.

Incluso cuando el curso tiene por objetivo mejorar la comprensión escrita del alumno, te recomiendo usar contenidos audiovisuales para más dinamismo.

Ejemplo práctico de un curso online:

Imparto un curso de nivel B1. Este curso será 100% online, así que tendrá vídeo lecciones y ejercicios online.

Tendrá fecha de inicio y fecha de fin, aunque el acceso a los contenido será de un año.

Para aportar más valor y ayudar mejor a mi alumno, este curso tendrá una clase práctica privada en cada módulo y una tutoría grupal al finalizar el curso.

Tanto las prácticas como la tutoría grupal tienen una fecha concreta.

Los talleres

Dar clases online con talleres tiene una serie de características muy definidas:

  • Los talleres son formaciones prácticas
  • Su duración es de entre una y tres horas
  • Pueden ser en directo o grabados
  • Pueden ofrecerse en una sola sesión o en varias (máximo 3)
  • Si es un taller grabado, lo habitual es ofrecer una sola grabación, es decir, un solo vídeo (de una o dos horas de duración).
  • Suele haber plazas limitadas

Lo habitual es que un taller sea una formación de máximo hora y media donde haya mucha interacción por parte del alumno.

Recuerda que los contenidos que se tratan en el taller tienen que ser contenidos relevantes para el alumno y de su máximo interés.

Si los grabas, se pueden convertir en una formación perfecta para complementar las clases online en directo.

Si los haces en directo, serán el complemento perfecto para tus cursos y clases e-learning.

Aunque también puedes vender los talleres por sí solos.

Ejemplo para dar clases online con talleres

Taller para mejorar tu comprensión en español (nivel avanzado).

Todos los martes y jueves de 10:00 a 11:30 y por la tarde de 18:00 a 19:30.

Solo 20 plazas por taller.

dar clases online

 

Impartir formación online con minicursos

Un minicurso trata un tema general o específico de forma breve.

El tema que tratamos en un minicurso puede ser tratado de forma más extensa en un curso.

Pero si elegimos esta tipología más breve es para ofrecer una formación básica o iniciarnos en su conocimiento.

Los minicursos suelen constar solo de lecciones: entre 4 y 6.

También puedes hacer minicursos con entre 3 y 5 módulos con un máximo de 3 lecciones en cada uno.

Al igual que ocurre en los cursos, su formato puede ser vídeo, audio, texto o híbrido. Esto si eliges la modalidad e-learning.

Dar clases online con este tipo de formación funciona muy bien cuando el alumno aún no nos conoce y necesita tener una primera toma de contacto.

Así podemos hacerle ver cómo enseñamos y por qué debe confiar en nosotros como profesores online para después acceder a otras clases de mayor coste. 

También, cuando el alumno tiene poco tiempo y quiere una formación rápida.

Dar clases online con minicursos

Un ejemplo de cómo dar clases online con minicursos sería este:

Minicurso del subjuntivo para niveles intermedios. Minicurso online con vídeo lecciones, acceso de por vida y un foro para resolución de dudas.

Impartir clases con píldoras formativas

Las píldoras formativas tratan un contenido superespecífico.

Vamos, que cuando digo superespecífico no me refiero a “hoy vamos a aprender a hablar en pasado”.

Sino más bien a “vamos a aprender cómo usar el imperfecto para contar la experiencia de nuestro último viaje”.

La duración de las píldoras formativas es muy breve, un máximo de 15 o 30 minutos.

La enseñanza-aprendizaje a través de píldoras formativas está genial para alumnos ocupados que no tienen mucho tiempo.

Además, al adquirir el contenido en pequeñas dosis, la atención del alumno aumenta y la sensación de agobio disminuye.

Al igual que en los casos anteriores, puedes dar clases online con píldoras formativas grabadas o en directo.

Puedes usar las píldoras formativas para profundizar en algunos conceptos que se ven de forma más superficial o rápida en cursos,clases o talleres.

Incluso, podrías crear tu propia escuela con píldoras formativas 😉

Enseñar online con tutorías

El objetivo de las tutorías es hacer un seguimiento personalizado del proceso de aprendizaje del alumno de forma individual o grupal.

Las tutorías también sirven para resolver dudas concretas del alumno y profundizar en algunos conceptos difíciles con calma y adaptando la enseñanza a su ritmo y capacidades.

En las sesiones de tutorías no hay un currículo preestablecido, solo la programación de la sesión para ayudar a nuestro alumno a avanzar con seguridad y confianza a través de diferentes estrategias en aquellos conceptos que necesita.

En estas tutorías nos centramos en aquellos contenidos donde el estudiante se siente bloqueado o atascado proponiendo estrategias y técnicas de aprendizaje que le ayuden a desbloquearse.

Estas tutorías pueden formar parte de un curso o un taller online (para seguimiento) o como un servicio a parte.

Dar clases online con tutorías puede ayudar a un alumno que está aprendiendo de forma autónoma a tener un apoyo profesional y a resolver sus dudas.

En más de una ocasión me han contactado alumnos interesados en mis clases para preguntarme dudas o para profundizar en un concepto que no han entendido bien usando una app, por ejemplo.

En otras ocasiones, estaban en la Universidad o en otro curso online, pero como no tenían atención individualizada, querían hacerme una serie de preguntas muy concretas para avanzar en su aprendizaje con más seguridad.

Incluso, han llegado a pedirme “Sara, quiero hacer solo clases sobre el ser y estar porque siempre me equivoco”.

Estas tutorías se hacen en directo y pueden quedar grabadas como bonus.

Enseñar online con programas

Los programas son cursos de larga duración que pretenden realizar una transformación total en el alumno.

Su duración oscila entre los 6 y 12 meses.

En el mundo de los idiomas, un programa consistiría en ayudar al alumno a pasar de nivel inicial a nivel avanzado, por ejemplo.

Estos programas pueden ser 100% en línea, 100% en directo o un híbrido entre ambos.

Eso sí, el compromiso del alumno es fundamental para poder tener éxito y, a veces, conseguirlo no es tarea sencilla.

En estos programas hay una programación y un currículo definido para poder alcanzar el objetivo propuesto.

Ejemplo de enseñar online con un programa

Programa para hablar español en 6 meses.

A partir de nivel intermedio.

Clases de una hora y media en directo todos los días de lunes a viernes.

Fecha de inicio: 22 de mayo

Fecha de fin: 22 de noviembre

Aprendizaje personalizado

El aprendizaje personalizado se caracteriza por ofrecer al alumno un proceso de aprendizaje 100% personalizado.

Y no, no se trata de impartir una sola clase, sino de un PROCESO.

Para ello debemos detectar sus puntos débiles y sus verdaderos objetivos para poder crear el camino a seguir.

Dar clases online con un aprendizaje personalizado es un poco diferente de dar clases online con tutorías o clases.

En las tutorías ayudamos al alumno a desbloquearse y a seguir avanzando con firmeza.

En las clases tenemos un currículo preestablecido que seguir (aunque algunas podamos adaptarlas si las hacemos privadas).

Sin embargo, en el aprendizaje personalizado es el profesor el encargado de definir el currículo, planificar las clases, crear los materiales (total o parcialmente) e impartir las sesiones según cada alumno de forma 100% individual y personalizada.

Te pongo el siguiente ejemplo:

Hace unos días me contactó un alumno para prepararse un examen en su país (ni DELE ni SIELE).

Yo no ofrezco clases ni programas ni cursos de preparación a exámenes (de ningún tipo).

Por lo tanto, se trataría de un aprendizaje personalizado porque tendría que crear un curso 100% adaptado a él donde entraría:

  • Curso para conseguir el nivel que requiere el examen
  • Curso de preparación al examen
  • Creación de contenidos para ambos cursos
  • Impartición de clases

Como puedes intuir, el coste de este tipo de aprendizaje tendrá un precio mucho mayor que cualquier otro.

Definir desde el principio el tipo de clases que quieres ofrecer como profesor online te ayudará a:

  • fijar precio
  • hacer una estimación del tiempo que dedicarás a la preparación y a la impartición de la clase
  • qué tipo de alumno te llegará o ayudarás
  • mejorar la organizar tu vida personal y profesional
  • conocer mejor los resultados que obtendrán tus alumnos gracias a ti

 

Espero que este artículo sobre otras formas de dar clases online te haya ayudado a tener otra perspectiva y a decidir la forma en la que ayudarás a aprender a tus alumnos como profesor online.  

Si crees que este artículo puede ayudar a otros profes, compártelo.

No olvides dejarme tu comentario 😉

 

Otros artículos que pueden interesarte

profesor online

Ser profesor online: ¿Por dónde empezar?

Empezar tu andadura como profesor online es algo que plantea numerosas preguntas ¿Cómo empiezo a dar clases en internet? ¿cuáles […]

Read More
dar clases online

8 formas de dar clases online que no te habías planteado

Dar clases online es un mundo lleno de posibilidades, sin embargo, los profesores aún no lo estamos explotando del todo. […]

Read More
qué es un lead magnet

Qué es un lead magnet y cómo usarlo como profesor online

En este artículo quiero contarte qué es un lead magnet, para qué sirve, los tipos que existen y cómo crear […]

Read More