Cómo y cuándo irse de vacaciones siendo profesor online

Una de las ventajas de ser profesor online, siempre que trabajes por tu cuenta, es que puedes establecer tu propio ritmo de trabajo.

Tú decides qué días y qué horas quieres trabajar.

Lo mismo ocurre con las vacaciones. ¿Cuántos días quieres tomarte de descanso? ¿Un mes, dos semanas, cinco días…?

Desde este mismo momento te digo que nadie tiene la respuesta a tu pregunta porque nadie mejor que tú sabe cuánto trabajas, con qué tipo de clientes y cómo es tu vida privada.

Aún así, quiero compartir contigo algunos puntos esenciales para que puedas aunar de forma positiva tu labor como profesor online y tus momentos de descanso.

Ya sabes que puedes compartir tu experiencia en comentarios 🙂 Me encanta leerlos todos.  

 

Planifica desde el principio

Quizás ahora te parezca un poco locura, pero es esencial que a principios de año o al comienzo del curso, en septiembre por ejemplo, dediques un tiempo a planificar tu horario de trabajo.

Hazte estas preguntas y sé sincero contigo mismo:

  • ¿Cuántas horas quiero trabajar para conseguir mi objetivo?
  • ¿Qué horas de mi tiempo quiero dedicar a las clases online: por la mañana, por la tarde, por la noche, mita y mitad…?
  • ¿En qué horas suelo tener alumnos?
  • ¿Cuántos días a la semana vas a descansar, uno, dos, tres…?
  • ¿Qué días a la semana vas a descansar: el lunes, el domingo, el jueves…?
  • ¿Hay días especiales para ti en los que vas a estar off? ¿cuáles?

 

Una vez tengas esta información, coge el calendario y bloquea aquellas horas y aquellos días que no vas a dedicar a dar clases online.

Pero no solo el calendario privado que solo ves tú, sino también el que compartes con tus alumnos. En este post comparto algunos sistemas de reserva de clases online.

Confío en que serás realista y no te pondrás jornadas de trabajo absurdas. Tú ya me entiendes 😉

Recuerda que si la respuesta de la pregunta dos y la respuesta de la pregunta tres no son similares, hay algo que falla.

Piensa qué has hecho hasta ahora para no trabajar las horas que realmente quieres y qué puedes hacer para cambiarlo.

Pero no te quedes en la teoría, pasa a la práctica e implementa el cambio.

Te comparto un ejemplo para que te sirva de inspiración:

  • ¿Cuántas horas quiero trabajar para conseguir mi objetivo?

8 horas diarias para empezar. Después quiero bajar a 6 horas al día.

  • ¿Qué horas de mi tiempo quiero dedicar a las clases online?

20 horas semanales. Repartidos en tres días por semana.

  • Día 1: Por la tarde ( de 17:00 a 22:00 )
  • Día 2: Día entero ( de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 22:00 )  
  • Día 3: Por la mañana ( de 09:00 a 14:00 )

Las horas restantes las dedicaré a otras tareas: organización, creación de contenidos, etc.

  • ¿En qué horas suelo tener alumnos?

Por la tarde.

  • ¿Cuántos días a la semana voy a descansar?

Dos días

  • ¿Qué días a la semana vas a descansar?

El domingo y el lunes.

  • ¿Qué días especiales no vas a trabajar?

Cumpleaños de mi peque, mi cumpleaños, una semana en navidades (del 24 de diciembre al 1 de enero) y una semana en verano: un año en julio, otro en agosto y otro en septiembre.

 

El momento perfecto para las vacaciones

Seamos sinceros.

El momento perfecto para las vacaciones no llega nunca. Siempre tienes cosas que hacer y alumnos que atender.

Si estás empezando, peor.

Estarás engullendo contenido sobre cómo dar clases online, cómo conseguir alumnos, cómo hacer tu web, qué materiales usar y un largo etcétera. ¿Me equivoco?

Sin embargo, desconectar y dedicarte tiempo es IM-PRES-CIN-DI-BLE.

Cuanto mejor descanses y mejor desconectes, mayor y mejor será tu rendimiento como profesor online.

Te lo digo por experiencia.

Hasta hace relativamente poco vivía agobiada, no me daba un descanso, todo era trabajo.

¿Y sabes qué? Me estaba quemando. Dejé de sentir esa pasión por mi trabajo que me llenaba de energía para seguir adelante.

Todo era culpa del estrés y de no darme tiempo para mi, para mi familia, para la desconexión y para el “hoy no me hables que no estoy”.

No pasa nada por tomarte una o dos semanas de descanso.

Antes de tomar una decisión, mira lo que ocurre a tu alrededor y decide cuándo es el momento idóneo para ti sin que repercuta de forma negativa a tu bolsillo.

 

Cómo irte de vacaciones sin que tus alumnos lo noten

Esta parte es la que más me gusta.

Cuando estoy 100% desconectada y mis alumnos no se han dado ni cuenta.

Realmente es gracias a que descanso a menudo, pero poco tiempo. Por este mismo motivo, no siempre digo a mis alumnos que me voy a tomar un descanso.

Es algo personal que no va a repercutir en las clases de mis alumnos, siempre que lo haga bien.

Muchos profesores tienen miedo de perder clientes por tomarse un respiro, unas vacaciones, desconexión, descanso, llámalo como quieras.

Pero la verdad es que si haces lo siguiente, no tienes que temer una fuga de alumnos.

Primero, no desaparezcas un mes entero. ¿Tiene lógica, no? Reparte tu descanso con equidad para no resentir tu economía.

Segundo, bloquea los días que no vas a estar disponible con mucha antelación (de ahí la importancia de la planificación).

Tercero, asegúrate que ningún alumno compra una clase o un paquete de clases para darlas en los días que tú estarás de descanso. Así evitas alumnos molestos y posibles devoluciones. Puedes hacerlo de varias formas:

  • Permitiendo el pago de las clases desde el calendario (si usas Calendly, por ejemplo, no tendrás problemas)
  • En el formulario de pago o de contacto poner una casilla con check con la información de los días que no habrá clase.

Cuarto, crea un autorespondedor en tu correo para avisar a los potenciales alumnos que te escriben de que no estarás disponible hasta X día y que responderás a su correo a la mayor brevedad posible.

Vende más durante tus vacaciones

Si quieres potenciar tus ventas durante tu periodo de descanso, ofrece un descuento a tus alumnos y a tus potenciales alumnos para que compren en ese momento y tomen sus clases de X a X fecha (posterior a tus vacaciones, claro).

¡Pero ojo! Solo recomiendo esta opción si tus precios no son muy bajos, si piensas tomarte unas vacaciones largas y siempre en un paquete de clases 😉

 

Espero que este artículo sobre cómo y cuándo irte de vacaciones siendo profesor online te ayude a poder disfrutar más y mejor de tu descanso.

 

Otros artículos que pueden interesarte

vacaciones profesor online

Cómo y cuándo irse de vacaciones siendo profesor online

Una de las ventajas de ser profesor online, siempre que trabajes por tu cuenta, es que puedes establecer tu propio […]

Read More
qué es un podcast

Qué es un podcast y cómo usarlo en tus clases online

Muchos profes online y presenciales se preguntan qué es un podcast y qué beneficios tiene para sus clases.   Si […]

Read More
como crear un podcast

Cómo crear un podcast en español para tus clases de ELE

Si te has preguntado alguna vez cómo crear un podcast en español, cómo sacarle partido en tu negocio de enseñanza […]

Read More
cancelación de clases online

Cómo gestionar cancelaciones de clases online

¿Te suena eso de “siento no haber podido avisarte antes, pero mañana no puedo dar la clase que teníamos programada”? […]

Read More